atasco comunitario

¿Es un atasco comunitario o privativo?

Cuando vivimos en una comunidad de vecinos y se produce un atasco debemos preguntarnos si el atasco ha sido comunitario o si ha sido privativo, es decir, de nuestras tuberías. Ahora bien, ¿Cuándo estamos ante un atasco comunitario y cuándo estamos ante un atasco privativo? Aunque en principio está muy claro, existen ocasiones en las que la avería no es tan obvia.

Para saber ante qué tipo de atasco estamos hay que buscar el origen. Una vez se encuentre el origen de la avería se podrá estipular a quién le corresponde correr con los gastos del fontanero.

En el caso de que el atasco tuviese lugar en un elemento común sería, al 100%, un atasco comunitario, por lo que la responsabilidad de reparación correría a cargo de la comunidad de vecinos. Según la ley, es obligatorio conservar en el inmueble todos los servicios e instalaciones comunes, así que antes de hacer una reforma es mejor contactar con un fontanero especializado para que determine cuál es la mejor forma de llevarlo a cabo sin salirse de la ley.

Si el atasco sucede en una conducción privada, es decir, la de un propietario, se trataría de un atasco privativo. En este caso la reparación y todos los gastos correrían a cargo del propietario de la vivienda. Eso sí, hay que tener en cuenta que la responsabilidad de la reparación corre a cargo del propietario de la vivienda que esté causando los desperfectos, es decir, que si tienes humedades y viene del piso superior, el dueño es el que deberá correr con los gastos de reparación y de desperfectos.

¿Cuáles son los espacios comunitarios?

En la teoría, los espacios comunitarios son aquellos que se usan o que dan servicio a todos los propietarios, mientras que los espacios privativos corresponden a aquellos lugares que solo dan servicio a una persona, la que vive dentro de la vivienda.

En el caso de los desagües, se considera un elemento privado el ramal que va desde la vivienda hasta la bajante general. Cuando se produce un atasco en este elemento no siempre queda muy claro de dónde viene, así que contratar a un fontanero de Valencia puede ser la solución ideal para averiguarlo.

En la práctica, cuando en una vivienda sale agua que no es de los desagües se trata de un atasco comunitario. En el caso de que salga agua por cualquier desagüe de la casa y no se va, suele ser un atasco privado.

Si aún tienes alguna duda de cuándo se produce un atasco comunitario y cuando se produce un atasco privativo, no dudes en contactar con especialistas de desatascos en Valencia. Trataremos de solucionar tus averías con la mayor brevedad y rapidez posible para que no tengas que esperar demasiado tiempo. Confía en nosotros para poner fin a esos atascos tan fastidiosos.

Ofrecemos presupuestos totalmente personalizados y una atención exclusiva, además de unos precios inmejorables. ¿Lo mejor? Que desde el minuto uno estarás hablando con un verdadero profesional del sector de la fontanería. Nuestras experiencias nos avalan, así que no dudes más y llámanos.

Compartir