cables eléctricos

Que se vean los cables eléctricos por toda la casa no es plato de buen gusto para nadie. Después de hacer una obra relacionada con el cableado eléctrico es normal que los cables estén a la vista. Pero esto no tiene por qué quedarse así eternamente. Podemos ocultar los cables eléctricos de una forma rápida y sencilla, tanto que incluso podremos hacerlo nosotros mismos. Eso sí, si pensáis que vuestro trabajo no va a ser impecable, no hay nada mejor que llamar a un buen electricista de Aquisoluciones.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es, ¿Qué necesito para ocultar los cables? Simplemente hay que conseguir unas canaletas fijas y rodapiés especiales para ocultar cables. Estos accesorios son fáciles de colocar, bastante económicos y dan un toque elegante al lío de cables que se ha formado en la instalación. Los tamaños varían dependiendo del grosor que necesitéis, al igual que la largura. Lo mejor es medir la zona y pedir en la tienda que lo corten del tamaño que necesitas para este trabajo.

Una vez tomadas las medidas y conseguido las canaletas llega el momento de la colocación. Tenemos que decidir antes de proceder cuáles son los cables que vamos a ocultar y a qué distancia están del enchufe. Hay que tener en cuenta que si el enchufe está deformado o no funciona correctamente también se debe cambiar. Nosotros recomendamos el enchufe de tres clavijas ya que son más seguros para conectar aparatos con descarga a tierra.

Los enchufes no siempre están justo al lado de los cables, algunas veces se encuentran más altos que el rodapié. En este caso hay que adquirir un trozo de canaleta que se colocará de forma perpendicular al rodapié. De esta forma todo quedará oculto y no se verá ningún tipo de cable.

Las canaletas están fabricadas con medidas estándar y por ello nosotros siempre recomendamos que las corten en la misma tienda. Para ello tan solo tenéis que comentarles de qué medidas las queréis y ellos lo harán fácilmente. Además, la canaleta tiene una tapa que hay que separar y pegar para que no se mueva. En este sentido hay dos opciones, o bien escoger la canaleta con adhesivo o sin adhesivo. Para la primera opción tan solo hay que aplicar el adhesivo sobre el rodapié y colocar la canaleta. En el segundo caso se debe usar un pegamento para plásticos de doble contacto. También se recomienda colocar clavos para terminar de fijar la canaleta, pero esto es a gusto personal.

El último paso de todos es acomodar los cables eléctricos a los accesorios que hemos comprado y asegurarse de que todo está correctamente. Podrás ocultar los cables del teléfono, del ordenador, del aire acondicionado, de la instalación del internet…, sea como sea, con esta sencilla guía podrás hacerlo. Claro está que si prefieres contar con la ayuda de un técnico profesional electricista en Valencia para realizar esta tarea en Aquisoluciones tenemos a los mejores. Todo depende de vosotros y de lo capaces que os veáis para hacer este pequeño arreglo en el hogar. ¿Qué pensáis?

Compartir