contadores de agua

Contadores de agua

Los contadores de agua nos permiten conocer la cantidad de agua que consumimos en nuestro día a día. Esto nos ayuda a ser conscientes de si derrochamos agua o no ya que si controlamos el volumen de agua consumido intentaremos reducirlo para ahorrar en la factura del agua y para tener un consumo responsable.

Ahora bien, ¿Qué es más conveniente usar, contadores de agua colectivos o individuales? Esto depende de los gustos personales que se tengan. Aún así, hoy vamos a explicar en qué consiste cada uno para que podáis escoger el más adecuado para vuestra situación personal. Existen dos tipos de contadores, los contadores de agua comunitarios y los contadores de agua individualizados.

Contadores comunitarios

Cuando se cuenta con un contador comunitario el control del consumo del agua no es demasiado exhaustivo y la factura mensual suele ser más elevada. Esto puede ocasionar algunos problemas entre los vecinos por diversas cuestiones como las que proponemos a continuación.

Cuando un contador es comunitario la diferencia de consumo entre los diferentes pisos no se refleja, es decir, que el gasto se reparte de forma general y no individual. Esto puede parecer poco justo ya que una familia de varios miembros no gasta el mismo volumen de agua que una persona que vive sola. Es por ello por lo que este tipo de medidor de agua puede ser un inconveniente para personas independientes.

Todo el mundo no usa el agua igual, siempre hay personas que usan más agua en su día a día, ya sea porque no cierran el grifo a la hora de ducharse o mientras se lavan los dientes. El despilfarro del agua suele ser más elevado con un contador comunitario al ser un gasto general y no individual. No controlamos tanto el consumo porque sabemos que finalmente la factura se repartirá de forma equitativa entre todos los vecinos. Eso sí, algo que recomendamos siempre es que se controle el uso del agua para no malgastarla, sea de uso comunitario o no.

Contadores individualizados

Según la Ley de Propiedad Horizontal, cada propietario tiene la obligación de contribuir con los gastos comunes que no sean susceptibles de individualización, es decir, los gastos que pueda haber en las zonas comunes. El uso personal de agua sí puede ser individualizado y por ello podemos solicitar la instalación de un contador de agua individual en el momento en el que queramos.

De esta forma, los vecinos que quieran tener un contador individualizado podrán tener un control absoluto de lo que gastan en casa, además de que solo tendrán que pagar su factura del agua. También es una excelente opción para ver en qué se gasta más e intentar reducir esto. Si se es familia numerosa también se pueden acceder a ciertos descuentos e incluso bonificaciones por bajo consumo, algo que no se puede solicitar si se comparte el contador con el resto de vecinos.

En resumen podemos decir que tener un contador individualizado es la mejor opción para controlar el volumen de agua que se consume en casa y para reducir el gasto en la factura mensual, especialmente si somos pocos en casa. También para beneficiarnos de descuentos y malgastar menos agua a lo largo del día.

Si habéis decidido pasaros al contador privado no dudéis en contactar con un fontanero profesional para que la obra no tenga ningún tipo de incidente. Los fontanteros profesionales de Aquisoluciones podrán resolver cualquier duda que tengáis y realizar este pequeño cambio en los contadores sin ningún tipo de inconveniente. No lo dudéis más y pasaros al ahorro y al consumo responsable de agua en casa.

Compartir