agua de la lluvia

 

El agua es un bien preciado que escasea en algunas zonas del mundo. Es por ello por lo que, hoy en día, la recogida de aguas pluviales se ha vuelto muy habitual. Son varios los motivos los que llevan a hacer esto; el primero es que es una alternativa ecológica, el segundo es que se reduce el consumo de agua y por tanto también se reduce la factura, lo cual supone un alivio para los bolsillos.

Eso sí, es importante tener en cuenta que la recogida de este tipo de agua no es para consumo humano, es decir, que el agua de la lluvia sirve para realizar tareas del hogar y no para el consumo. Ahora bien,

¿Cómo podemos recoger el agua de la lluvia?

Puede parecer muy díficil de hacer, ya que no cae tanta agua como para llenar un jarro, pero hay formas de hacerlo y vamos a conocerlas.

La mejor forma de recoger el agua de la lluvia es instalando un buen tanque en alguna zona de tu hogar, como por ejemplo el tejado, y dejar que se llene al completo para poder reutilizar ese agua. Realizar esto en verano es un poco complicado, ya que las lluvias no son tan habituales, pero en esta época será bastante fácil de hacer.

¿Cuáles son los beneficios de la recogida de aguas pluviales para el planeta Tierra?

El consumo medio de un español es de 130 litros de agua al día y hay que tener en cuenta que el 80% de ese agua que se consume no está destinada a un uso potable. Es por ello por lo que es importante recoger el agua de la lluvia y usarla para las tareas en las que no se necesite agua potable. De esta forma estarás ayudando al planeta y ahorrando una cantidad considerable a final de mes.

Consumo humano medio de agua:

Ahora bien, ¿En qué gastamos 130 litros de agua al día? Según las últimas investigaciones, así se reparte, de forma general, el consumo de agua:

  • Ducha: 60 litros
  • Lavado de manos: 3,5 litros
  • Uso de WC: de 6 a 15 litros
  • Uso de lavadora: de 50 a 200 litros
  • Uso de lavavajillas: de 18 a 150 litros
  • Lavado de platos a mano: de 15 a 30 litros
  • Limpiar la casa: 10 litros

 ¿Para qué se puede usar el agua de la lluvia?

  • Para regar el jardín
  • Para lavar el coche o la moto
  • Para limpiar el interior y el exterior del hogar
  • Para llenar la piscina de verano

Así que no lo dudes más e instala un contenedor que te permita almacenar el agua de la lluvia en casa. Existen una gran multitud de tamaños y de tipos de instalaciones, así que si quieres la ayuda de un profesional del sector de la fontanería cuenta con nosotros, los expertos de Aquisoluciones. Te ayudaremos en todo lo que necesites. No dudes en contactar con nosotros para cualquier pregunta, reparación e inclus presupuesto.

Compartir