Una de las cosas más molestas que podemos tener en casa es un grifo que gotea. El sonido que produce un grifo goteando es muy desagradable e incluso estresante, muchos dolores de cabeza provienen de aquí. Pero no es la única pega de tener un grifo que gotea, sino que también se llega a desperdiciar una gran cantidad de agua a diario, lo que supone un gasto extra para nuestro bolsillo. Es por ello por lo que muchas personas preguntan cómo arreglar un grifo que gotea.

arreglar un grifo que gotea

Arreglar un grifo que gotea no es una tarea demasiado difícil de realizar, aunque siempre es mejor que lo realice un experto en fontanería para garantizar un acabado óptimo. Un grifo que gotea puede llegar a gastar 30 litros diario, aproximadamente, así que es mejor arreglarlo cuanto antes, ¿No es cierto? Es por ello por lo que vamos a ver cómo arreglar un grifo que gotea que de forma rápida y sencilla.

Cómo arreglar un grifo que gotea: la mejor forma de hacerlo

El primer paso que hay que dar para arreglar un grifo que gotea es desarmar la llave. Para hacer esto hay que sacar el botón donde está escondido el tornillo que fija la manilla. Esto lo haremos con una llave. Luego seguiremos quitando el resto de piezas hasta ver el cartucho.

Una vez veamos el cartucho tendremos que desarmarlo. Para ello lo mejor es usar unas pinzas o unos alicates. Debemos sacar todas las gomas que tiene el cartucho y limpiarlas con un limpiador que previamente hemos adquirido. Eso sí, procura comprar también unos guantes de goma ya que el limpiador es un producto tóxico que puede dañarte las manos. Sigue las instrucciones del fabricante para usarlo.

Una vez limpio, deberemos volver a colocar todas las piezas tal y como estaban, siguiendo el mismo orden. Esto es muy importante ya que sino las piezas no encajarán y el grifo no funcionará. Podéis llamar a un técnico fontanero de Valencia si esto os ocurre ya que él sabe perfectamente cómo arreglar un grifo que gotea.

Coloca primero el cartucho y luego todas las piezas que componen el grifo ya limpias. Comprueba que funciona una vez montado. Si sigue goteando será necesario un cambio de cartucho o de gomas ya que han dejado de hacer su función sin que nos hayamos dado cuenta.

localizar una gotera

Para que esto no pase es indispensable mantener un buen mantenimiento de toda la grifería y para ello no hay nada mejor que un buen fontanero que acuda a casa a realizar el mantenimiento y las reparaciones necesarias. De esta forma el desembolso será mucho menor que si dejamos que se estropeen.

A la hora de arreglar un grifo que gotea también hay que tener en cuenta que existen diferentes tipos de grifos, no todos son iguales, por lo que es posible que el vuestro se resista a este arreglo. Un fontanero especializado será capaz de arreglar cualquier tipo de grifo y en muy poco tiempo. Nosotros contamos con una plantilla especializada en grifería que acudirá inmediatamente a su domicilio para realizar las reparaciones necesarias. Lo mejor de todo es que tenemos unos precios inmejorables, así que esa pequeña reparación no os costará casi nada.

Servicios de urgencias para arreglar un grifo que gotea

Una empresa de cerrajería de calidad siempre tiene a disposición de sus clientes un servicio de urgencias para arreglar grifos que gotean, entre otras averías. Nosotros contamos con un servicio de urgencias para averías que tengan que ser reparadas al instante. Nuestros ingenieros especializados acudirán al rescate en muy poco tiempo para arreglar todo tipo de desperfectos.

Causas del goteo en los grifos

En muchas ocasiones no sabemos por qué gotean los grifos de casa y, por tanto, no sabemos cómo arreglar un grifo que gotea, ya que no sabemos la causa. Es por eso por lo que, a continuación, vamos a ver cuáles pueden ser las causas del goteo en grifos para arreglar las averías.

fontaneros urgentes valencia-24

  1. La goma está rota o deteriorada: en este caso hay que cambiarla y montar el grifo nuevamente.
  2. Gotea por la rosca: en este caso, normalmente, está desajustada. Tan solo hay que apretarla para que deje de gotear.
  3. Tuberías rotas: es posible que una de las tuberías esté rota o deteriorada, lo que significa que tendrás que cambiar toda la tubería para que el grifo deje de gotear. En este caso es mejor que se ocupe un especialista.

Estas son algunas de las causas por las que los grifos pueden gotear. Ahora tan solo te queda volver al principio para saber cómo arreglar un grifo que gotea. ¡Manos a la obra!

Compartir