ahorrar en calefacción

En estos momentos en los que aprieta el frío llega el momento de empezar a encender la calefacción. Esto significa que nuestra factura de la luz puede aumentar en números considerablemente y es algo que no queremos. Es por ese motivo por el cual vamos a dar unos pequeños trucos para ahorrar en calefacción durante todo el invierno. Ya no tendréis que estar con una pila de mantas en casa, podréis usar la calefacción pagando lo mínimo. Vamos a ello.

¿Dónde instalo la caldera?

Lo primero para ahorrar en la factura es comprobar que la caldera está instalada según la normativa RITE. Para ello deberéis pedir la ayuda de un técnico cualificado que pueda certificar que la caldera es adecuada para el uso diario. También es fundamental comprobar que funciona correctamente ya que no sabemos cuánta falta nos hace hasta que se estropea. Para ello es muy importante realizar un seguimiento periódico que nos certifique que funciona correctamente. Esto, además, nos permite ahorrar en calefacción ya que si tiene alguna que otra fuga puede repercutir en el gasto diario.

Comprueba y cuida los radiadores para ahorrar en calefacción

Antes de encender el radiador es aconsejable realizar una revisión para comprobar que no se haya acumulado demasiado aire. Para ello se deben comprobar las tuberías con ayuda de un profesional del sector de la fontanería. Para ahorrar en calefacción también aconsejamos no colocar encima del radiador prendas para secar. También aconsejamos instalarlo en un sitio abierto, sin ventanas o stores encima ya que el calor puede irse por esa zona.

Cada cierto tiempo es necesario realizar una purga en los radiadores. Ahora bien, ¿Cuándo es el momento? Se puede comprobar muy fácilmente. Para ello tenemos que tocar el radiador. Si está caliente por arriba y frío por abajo todo va bien, pero si por el contrario está frío por arriba y caliente por debajo algo va mal. Para pulgar un radiador hay que hacerse con una llave Allen y abrir a válvula del radiador. Una vez hecho esto saldrá un poco de aire por el conducto. Cuando salga agua en vez de aire por ese conducto se tendrá que cerrar. Una vez hecho esto el radiador aumentará de temperatura y todo volverá a la normalidad. Eso sí, después de la purga es conveniente comprobar que la presión de la caldera es la adecuada.

Mantener el calor, ¿Cómo hacerlo?

Mantener el calor dentro de la habitación para ahorrar en calefacción es fundamental. El aislamiento es la solución perfecta para este problema de frío en invierno, pero claro, es un gasto extra bastante grande que hay que pensar. Nuestro consejo es que aisléis la parte de las ventanas y puertas para evitar que entre el frío y que, si podéis, aisléis la casa al completo.

La temperatura

Ya sea por el calor o por el frío, siempre solemos poner más o menos temperatura de la que nuestro cuerpo necesita, lo que significa que gastamos más. Ahora bien, ¿Cuál es la temperatura correcta para no pasar ni frío ni calor? Esto es algo muy personal ya que no todas las personas somos iguales, pero nosotros vamos a hacer una estimación general para que os podáis orientar. La sala de estar debe estar entre los 20º y los 21º. La habitación en 18º. El baño en 22º. La cocina en 20º. El resto de habitaciones, que tienen poco uso, entre 14º y 16º.

Estos son nuestros consejos para ahorrar en calefacción, ¿Tenéis vosotros alguno más para compartir con todos nosotros?

Call Now Button